La muerte de una Poeta




Después de una vida dedica al silencio y la búsqueda de uno de los lenguajes más personales en la literatura en lengua Hispana, falleció hoy la reconocida poeta Blanca Varela, a la edad de 82 años. Su obra es el producto de una búsqueda constante: los elementos que la componen son el desarraigo, el silencio, la belleza, entre tantos. Influida por el surrealismo de Bretón, mostrado por sus grandes amigos y maestro César Moro y Emilio Adolfo Westphalem, su obra es el resultado de la reflexión y el tiempo. Recuerdo cuando le oí decir que el tiempo que dejaba pasar después de escribir sus poemas era el que le daba esa calidad, el reposo de la palabra. Cuando conocí su obra fue un gran descubrimiento. Conocerla a ella, ya mayor, también fue un placer. Era una persona tímida, pero de una cultura basta. Siempre se mantuvo en un ostracismo y alejada de la visibilidad mediática en sus últimos año. La literatura peruana pierde una de sus máximas exponente que se va a reunir a ese panteón de nuestras letras donde la poesía goza de un gran nivel. Recuerdo a los chicos en la universidad con la edición de “Canto Villano”, derrumbados y perdidos en esa maravillosa lectura. Para mí “Concierto Animal” seguirá siendo uno de los mejores poemarios que leí en mi vida. El hermetismo de sus palabras, un lenguaje hecho para trasmitir una gran sensibilidad y belleza. El mejor homenaje es leerla y tenerla en esa inmortalidad del lenguaje y como le decía al maestro Pablo Guevara, otro que la quería incondicionalmente y más difundía a los poetas peruanos. “Los poetas mueren para irse a habitar en el corazón de la gente que los quiere” Así con esa hermosa frase mantengamos esa impresionante obra en nuestras almas para que permanezca siempre en esa inmortalidad. Hasta siempre Blanca, esa poesía existe…


ESTA MAÑANA SOY OTRA

esta mañana soy otra
toda la noche
el viento me dio alas
para caer

la sin sombra
la muerte
como una mala madre
me tocó bajo los ojos
entonces dividida
dando tumbos
de lo oscuro a lo oscuro
giré recién llegada
a la luz de esta línea

en pleno abismo
abriéndose
y cerrándose la línea

sin música
pero llamando
sin voz
pero llamando
sin palabras
llamando


(De Concierto animal)

1 Comment:

  1. Rafael Ponce said...
    definitivamente la muerte de blanca deja un vacio enorme en la poesia peruana y sobre todo en el genero femenino que ultimamente se esta consolidando a excepcion de burlas manifestaciones y huachaferias como las de gabriela wienner .. ta q tal atorrantada esa... buena julito... metele su chiquita a todos esos poseros que se suben al carro de lo que esta en auge (mismo thays haciendo novelitas post guerra interna) saludos.

Post a Comment